Esta es mi crítica del concierto que ofrecieron Early Day Miners y Julie Doiron en la sala 16 Toneladas de Valencia, tal y como ha sido publicada en la Cartelera Turia. Las fotos son de María Carbonell.

Gozoso reencuentro

Encajonado en este otoño plagado de conciertos reseñables, la vuelta de los norteamericanos Early Day Miners se saldó ante una escasa concurrencia. Era esperado, porque además ocho años son como una eternidad en tiempos tan hiperacelerados como estos, en los que la noticia de hoy apenas será la anotación al margen de mañana.

Tampoco el sonido de los de Louisiana, siempre con un pie y medio en el slowcore y el otro medio en el dream pop, cotiza al alza salvo que llegue avalado por cualquier fotogénico dúo mixto, y no por tres tipos corrientes salidos del midwest yanqui, pero los quince años transcurridos desde su última visita no han mermado en absoluto el magnetismo de sus canciones, que se han ido haciendo más directas y abruptas con el tiempo: la prueba fue “Night Suit (For Tara Cards)”, la canción con la que abrieron y que es también la que encabeza The Ongoing Moment (2019), un nuevo EP publicado por el sello madrileño Acuarela, su primera referencia desde 2011. Luego rescataron piezas más añejas como “All Harm” o una impresionante “Offshore”, justo antes del bis. Canciones en las que su líder, Dan Burton, emotivo vocalista y notable guitarrista, persigue crescendos instrumentales de enorme poder paisajístico, evocadores en su propia grandeza no impostada, al estilo de los Red House Painters de Old Ramon (2001).

Dan Burton, de Early Day Miners, en un momento de su concierto en 16 Toneladas (Foto: María Carbonell)

El delicioso programa doble se completaba con la canadiense Julie Doiron y su siempre seductor derroche de sensible vulnerabilidad. La ex Eric’s Trip, ya habitual de nuestros escenarios, presentó algunas de las composiciones de su segundo disco en castellano, en cuya traducción ha contado precisamente con Jesús Llorente, de Acuarela, y compartió tablas durante un buen rato con los propios Early Day Miners. Sus canciones, ya fuera desnudas o arropadas, lucieron igual de bien.

Carlos Pérez de Ziriza.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: