Cómo de maravillosa y de endiablada, a la vez, puede ser la música. Hacía semanas que no escuchaba “The Universe Inside”, de los Dream Syndicate. Anoche lo volví a hacer, y aunque es un disco sensacional, que tiene todos los números para estar entre lo mejor de este 2020 (al menos en mi lista particular), me resultó muy difícil sumergirme otra vez en él. Hasta doloroso, sí, aunque pueda parecer una exageración. Lo asocio a los días de encierro, al zumbido permanente del helicóptero policial dando la murga y alertando a la ciudadanía, a los días silenciosos que se confundían unos con otros, a los informativos que te hundían el ánimo, al insufrible griterío de los creadores de bulos, a los paseos por franjas horarias y geográficas, con todo el mundo saliendo a las ocho de la tarde en masa, tratando de no interponerse – ni por asomo – en el camino del otro, zigzagueando como pollos sin cabeza, tomando aire como peces que boquean fuera del agua, caminando como zombies sin rumbo fijo.

“The Universe Inside”, un disco que más que un disco parece un milagro, facturado – quién lo diría – por unos tipos que sobrepasan los sesenta años, aún trastean con guitarras y a quienes se supone a contrapié del devenir de los tiempos, suena exactamente a eso. Aunque ni siquiera Steve Wynn y los suyos lo hubieran concebido así. Seguramente sus canciones resuenen distintas cuando hayamos tomado algo de distancia sobre lo que hemos pasado en los últimos meses. O cuando por fin vengan por aquí a presentarlo en directo. Y entonces ya no duela volver a él. Mientras tanto, sirva para recordar que vale la pena seguir teniendo cuidado ahí afuera. Nos lo debemos.

I can hear those ringing bells again
Carefully I check to see if I’m awake
A formless mass that would not hold its form
A crucial deviation from the normTo think I once would’ve welcomed in delight
This chaos that flickers in the night
I’m a passive audience at best
Sentient and awake, for that I’m blessedWords and thoughts that once were my stock in trade
Are strewn about like broken toys, mislaid
Melodies and remedies and kindly advice
I put them where I’ll find them when the time is rightA flash of light illuminates and gives me chills
Maybe I’m just a stand in for some greater ills
Maybe someone’s pulling at my strings
I reach above my head and don’t feel a thingI throw and clash and rip and tear the scenery
That only I and nobody else can see
Mocked by something just beyond my reach
On a silenced, barren, darkening empty beachThey say that newborns experience their scenes
Like psilocybin lysergic psychedelic dreams
So, just like them I’m ready to be born again
Who can say for sure, who can say just whenI close my eyes, I know that I’ll soon sleep
The waking hours and questions slowly seep
Into one another, in my mind they smother
The tenuous reality, sneaking up on meI can hear those bells again
I can hear those bells again
I can hear those bells againA descending ending
An ascending of the saint
I will wrangle and wrestle
Until suddenly it all feels the sameCount the irregular heartbeat
But the same dreams keep hanging on
Call on the zombie damage
But the same dream comes undoneI am the derelict conductor
Of the broken symphony
I’m the amateur director
Of the badly lit mysteryKeep moving the pieces
Keep shuffling the deck
Keep singing the chorus
Of the slowest renditionKeep moving the pieces
Keep shuffling the deck
Keep singing the chorus
Of the slowest renditionKeep moving the pieces
Keep moving the pieces
Keep moving the pieces
Of the slowest renditionKeep moving the pieces
Keep moving the pieces
Keep moving the pieces
Of the slowest rendition

Carlos Pérez de Ziriza.

Publicado por ziriza73

Soy periodista cultural. Escribo en El País, Efe Eme, Mondosonoro, Cartelera Turia, el Hype, Beat Valencia, Música Dispersa y GQ España. Colaboro en À Punt. Escribo libros sobre música pop.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: